el pecero

20 septiembre 2006 a las 10:43 am

Colores…

Como si de un anuncio de Benetton se tratase, Apple ha retomado la idea de añadir colores a su gama de producto. En principio no lo veo mal, el marketing tiene mil formas de expresarse y una es esa.

Lo que me resulta curioso es como Apple se apalanca en los aires de snob de sus usuarios y pretende sacarles el dinero a cuenta de sus paranoias, eso si que es un caso de estudio de marketing.

El primer paso fue el MacBook, ese portátil que parece hacer aguas por todos lados. El MacBook nació en 2 colores blanco y negro, hasta ahí algo normal, lo que no es normal es que te ¡cobren 160€ por pintarlo de negro!

Hasta ese momento hubo varios colores en la gama Apple, pero siempre con el mismo precio, ya fuesen iMac o iPod.

Lo curioso del caso es que parece que el sistema funciona ya que en la última actualización de los iPod nano vemos un modelo negro premium, aunque en este caso se trata del tope de gama. El mensaje es: puedes escoger colores, pero si quieres un iPod nano negro a juego con tu MacBook, deberás llevarte el más caro.

Eso sí, los cables y demás accesorios son blancos que no nos compensa hacerlos de colores…

5 Comentarios

  1. Diablos, cuando tienes razón la tienes. De sobra esa sabido que Apple va muy unido al tema del diseño e historias un pelín “fashion” (por decirlo de alguna manera) y yo siempre me he preguntado por qué diablos el iPod negro venía con cables blancos, al igual que el Macbook Negro y que no me vengan con el cuento de que es una seña de identidad. Han sacado complementos para el iPod de todo tipo, incluyendo cables negros pero te diré algo, yo que los he vendido he observado anonadada cómo la peña me decía: “quiero los auriculares de apple y si no los tienes cualquiera que sean blancos”. Ahí queda eso y que alguien me lo explique, que a mí siempre me ha jodido ir desconjuntada en estas cosas.

    Saludos!
    Mabel

  2. he oido fashion? quien me llama?….

  3. Cuando salió el Mac Book leí en algún blog cómo el autor se fué el primer día a un Apple Store a verlos. Le dijo al que le atendió que no entendía el sobreprecio del negro a lo que el vendedor le dijo que para asombro de los de la tienda fueron los primeros en agotarse, que algo debían saber los del departamento de marketing de Apple. Y es que hay gente pa tó, oyes…

  4. Es sencillo de explicar, y es algo que conocen bien las marcas “aspiracionales” (Mercedes, Rolex, etc.). Cito algo que leí el otro día: “El iPod es un objeto aspiracional, un complemento de moda, un producto que hace crecer en el dueño el “orgullo” de poseer algo con cierta identidad, con alma. Un amigo lo resumió un día de la siguiente forma: “cuando dentro de 20 años encuentres el iPod en una caja del desván, te traerá recuerdos de toda una época. No te pasará lo mismo con ningún otro reproductor”.

    El Marketing pretende satisfacer las necesidades del cliente. Lo que ocurre es que esas necesidades cada día son más psicológicas que reales. El paradigma de marketing aspiracional lo alcanzó VW con el Golf. Ninguna marca de coches, excepto Volkswagen, ha tenido los cojones de anunciar su nuevo modelo mostrando en pantalla un modelo 2 generaciones más viejo. Eso es estar muy seguro de que lo que vendes es un concepto de vida, no un conjunto de especificaciones técnicas. Por eso el Mini es el Mini, el Escarabajo es el Escarabajo y del Renault 7 no se acuerda ni Dios. No es casualidad que Leica haya hecho su M8 digital lo más parecida posible a sus viejas cámaras de película.

    Y por eso yo guardo un Mac original del 84, porque las cosas con alma no se tiran.

  5. Así que para ahorrarnos en psicoanalistas que expliquen la razón de pagar 160 euros más por un macbook negro y con 80Gb de disco duro nos lo explicamos con nuestras necesidades psicológicas y el paradigma del marketing aspiracional. Woody Allen podría hacer un corto sobre esta movida 😉

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*